Camarera salva a un niño de padres abusivos al mostrarle un letrero secreto en un restaurante

Una mesera en un restaurante de Florida ha sido aclamada como una heroína después de salvar a un niño de un hogar abusivo al mostrarle un letrero secreto. Flavaine Carvalho estaba preocupado por el niño después de atender a su familia en el restaurante Mrs. Potato en Orlando el día de Año Nuevo y notar que se negaban a darle comida. Ella también notó que tenía un rasguño en la cabeza y decidió preguntarle si necesitaba ayuda sin que sus padres se dieran cuenta.

Carvalho le hizo señales al niño de 11 años a espaldas de sus padres. Las notas dicen '¿estás bien?' y '¿necesitas ayuda?' y aunque el niño no pudo indicar de inmediato que estaba en problemas, finalmente le hizo saber que necesitaba ayuda desesperadamente. Carvalho luego llamó a la policía, quienes pudieron rescatar al niño y evitar que tuviera que regresar a casa con sus padres.

¿Quién lleva a su hijo a un restaurante y no le da de comer? Carvalho dijo en un video publicado en Facebook por el Departamento de Policía de Orlando que le preguntó al padrastro, ya identificado como Timothy Wilson II, si todo estaba bien con la comida ya que notó que el niño no tenía nada. Él respondió que todo estaba bien y que la niña comería en casa más tarde, pero ella sabía que algo estaba pasando. “Fue muy extraño para mí. Pude ver que estaba súper tranquilo y triste ”, dijo Carvalho.

Una investigación policial descubrió algunos abusos graves. Cuando las autoridades comenzaron a investigar el abuso, encontraron que los padres tenían antecedentes de maltrato al niño. KSAT informes. El niño dijo a las autoridades que no solo lo habían golpeado con una escoba de madera, sino que también lo habían esposado y colgado boca abajo de una puerta con correas de trinquete alrededor del cuello y los tobillos. También se le negó la comida con regularidad como una forma de castigarlo por lo que los abusadores consideraban mal comportamiento.

Afortunadamente, los padres fueron arrestados. Wilson fue detenido el 6 de enero y acusado de un cargo de negligencia infantil y tres cargos de abuso infantil agravado. Su madre, Kristen Swann, de 31 años, fue arrestada el mismo día y enfrenta dos cargos de negligencia infantil por permitir que ocurriera el abuso y no entregar a Wilson.